Auditorias voluntarias de PRL: Una herramienta para la gestión preventiva a explotar


En el año 2006, el RD 604/2006 modificó el RD 39/97, Reglamento de los Servicios de Prevención, para introducir el  art. 33 bis que contemplaba una nueva modalidad de auditoria, la auditoría voluntaria. Una modalidad que a mi entender está por explotar. ¿Por qué las organizaciones no adoptan esta herramienta como modo de perfeccionamiento y mejora de su sistema de gestión de la prevención? ¿Por qué están teniendo más éxito la auditoría y certificación de sistemas basados en otras especificaciones técnicas como OHSAS 18001? En este post intentaré abordar las “bondades” de esta herramienta para la gestión preventiva y los beneficios que puede reportar a las organizaciones.

La auditoría es un instrumento de gestión que permite valorar la eficacia del sistema de gestión de la prevención y detectar las deficiencias que puedan dar lugar a incumplimientos de la normativa para permitir la adopción de decisiones dirigidas a su perfeccionamiento y mejora. Se trata de hacer un análisis o evaluación sistemática, documentada y objetiva del sistema de gestión de la prevención.

La auditoría voluntaria prevista en el art. 33 bis del RD 39/97, está dirigida a aquellas empresas en las que la auditoría externa no es legalmente exigible (modalidad organizativa con recursos propios o en modalidad mixta, recursos propios y ajenos) o, cuando siéndolo, se realizan con una mayor frecuencia o con un alcance más amplio a los establecidos en la legislación.

Sin embargo la auditoria voluntaria, está también dirigida y recomendada cuando una organización quiere:

  • Conocer el grado de implementación y eficacia de su sistema de gestión de la prevención
  • Valorar el grado de integración de la prevención en el sistema general de gestión de la empresa.
  • Analizar la adecuación entre los procedimientos y medios requeridos para realizar las actividades preventivas necesarias y los recursos de que dispone la organización, incluyendo en su caso la necesaria coordinación entre los recursos propios y concertados.
  • Comprobar que su sistema de gestión se ajusta a los requisitos establecidos en la legislación vigente
  • Perfeccionar y mejorar su sistema de gestión de la PRL

Estos aspectos, pueden considerarse por tanto beneficios que obtiene la organización con la auditoria voluntaria a los que hay que sumar:

  • Análisis de los puntos fuertes y débiles del sistema de gestión de la prevención
  • Permite analizar la actuación de los recursos concertados de prevención (si es el caso)
  • Mejorar la percepción que tienen los trabajadores del sistema de prevención al ser auditado de forma objetiva e imparcial y tener como objetivo no buscar responsables sino mejorar y perfeccionar el sistema (incluyendo el área de participación y consulta de trabajadores, información y formación, condiciones de seguridad y salud…)
  • Mejora también la imagen ante clientes, proveedores y sociedad en general al constatar mediante la auditoria que para la organización la seguridad y salud laboral es un aspecto importante y un valor estratégico.
  • Estas auditorías serán consideradas por las Administraciones Públicas en los programas específicos que se adopten dirigidos a promover la mejora del ambiente de trabajo y el perfeccionamiento de los niveles de protección. Estos programas podrán instrumentarse a través de la concesión de incentivos. A tal efecto el Real Decreto 404/2010 de 31 de marzo, regula la concesión de sistema de incentivos consistente en reducciones de las cotizaciones por contingencias profesionales a las empresas que se distingan por su contribución eficaz y contrastable a la reducción de la siniestralidad laboral y por la realización de actuaciones efectivas en la prevención de los accidentes de trabajo y de las enfermedades profesionales. La realización de auditorías externas del sistema preventivo de la empresa, cuando la empresa no ésta legalmente obligada a ello supone una acción considerada para el acceso a dichos
  • Su realización resulta compatible con programas conjuntos de auditorías basadas en la especificación OHSAS 18001.
  • La periodicidad para su realización podemos tomar como referencia la periodicidad que existe para las auditorias reglamentarias, que está en función de si la empresa desarrolla actividades del Anexo I del RD 39/97, Reglamento de los Servicios de prevención, siendo de 2 años en el caso de dichas actividades y 4 en el caso del resto de actividades. Este es un aspecto a tener en cuenta tanto para la preparación y desarrollo de la auditoría como en el capítulo económico, ya que su coste puede asumirme y prorratearse de forma plurianual. En el caso de las auditorías de OSHSAS 18001, éstas tienen carácter anual lo que supone una mayor dedicación para su preparación y desarrollo y un mayor coste económico / año. Si bien es cierto que si se utiliza esta acción para los incentivos previstos en el apartado anterior, deberá realizarse anualmente.

 

El proceso de auditoría voluntaria con carácter general, sigue los mismos criterios que la auditoría reglamentaría en cuanto a concepto, contenido, metodología, plazo, informe y personas o entidades acreditadas para su realización.

Entonces….con los beneficios que aporta esta herramienta de gestión…¿porqué no se opta más por esta modalidad? ¿Por qué tienen más éxito los modelos de implantación, auditoría y certificación de OHSAS 18001? En mi opinión hay múltiples razones, algunas de ellas pueden ser:

  • Sistemas de gestión de la prevención aún poco maduros y basados en un cumplimiento formal de la legislación.
  • La falsa creencia de que detrás de la auditoría reglamentaria voluntaria puede haber una sanción o incluso comunicación de deficiencias a la Administración, Autoridad Laboral, etc.
  • Al tratarse de una modalidad regulada, puede concebirse ya con connotaciones negativas
  • También la falsa creencia de que no son compatibles con los procesos de auditoría de OSHAS 18001
  • Si se dispone de otros sistemas de gestión basados en normas internacionales como ISO 9001 O 14001, se opta por la implantación, auditoría y certificación de un sistema OHSAS 18001 aludiendo a la compatibilidad entre sistemas, auditorias conjuntas y por tanto reducción de costes.
  • OHSAS 18001 es una especificación técnica de implantación internacional, muy considerada en estos momentos de economía globalizada o en procesos de internacionalización de las empresas.

En cualquier caso, la auditoria legal voluntaria se constituye como una poderosa herramienta de gestión preventiva y de mejora y perfeccionamiento del sistema de gestión de la prevención. Si una organización quiere ir más allá del mero cumplimiento formal en PRL, éste instrumento sin duda, le será muy provechoso.

Y tú, ¿que opinas? ¿Piensas que la auditoría legal voluntaria está infrautilizada? ¿Crees que es una herramienta eficaz?¿Le ves más inconvenientes que beneficios?.

Si te ha parecido interesante este post, te animo a compartirlo en las redes sociales.

Previous Los accidentes relacionados con el trabajo cuestan 476.000 millones de euros al año
Next BASEMAQ la base de datos del INSHT sobre equipos de trabajo

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *