Balance de siniestralidad vial en 2017: Necesidad de una mayor apuesta por la formación


  • Este año se han registrado 1.200 fallecidos, según el informe anual de la DGT
  • La Dirección General plantea para el año próximo más reformas, control e hincapié en la información, formación e investigación

Ya conocemos las cifras de siniestralidad del pasado año 2017, siendo sus principales causas las distracciones, la velocidad inadecuada, el cansancio, el sueño, el alcohol y las drogas como los factores más acusados en los accidentes mortales y graves.

Del informe se desprende que han sido un total de 1.067 siniestros mortales en vías interurbanas, con 1.200 personas fallecidas y 4.837 heridas hospitalizadas, hecho que supone un incremento respecto al año pasado del 3% en cuanto a accidentes mortales (+28) y fallecidos (+39) y una disminución de 6% (-336) respecto a hospitalización de heridos. No obstante, estos datos son provisionales, ya que las cifras definitivas se conocerán en los próximos meses, incluyéndose los accidentes ocurridos también en vías urbanas.

Asimismo, algunos expertos como Raúl Chilet, director técnico de OTP destacan la necesidad de “apostar por una mayor formación e información, siendo necesario el desarrollo de acciones que permitan dotar de más medios para contribuir a favorecer la seguridad vial y de este modo potenciar la reducción en el índice de siniestralidad”.

De los datos se desprende un mayor porcentaje de varones fallecidos (78%) frente al sexo femenino, descienden las víctimas mayores de 65 años, siendo el aumento registrado en la franja de 25 a 34 años, incrementando un 37% y entre 55 y 64 años un 16%. Por Comunidades Autónomas se detecta un aumento en todas, excepto en Galicia (-29), la Comunidad Valenciana (–17); País Vasco (–6) Navarra (–3), La Rioja y Castilla y León (–1) y Baleares que mantiene la misma cifra de fallecidos que el año anterior.

Sobre los factores principales se sitúa la conducción distraída o desatendida (32%), la velocidad inadecuada (26%), el cansancio o el sueño (12%) y el alcohol (12%) y otras drogas (11%). Se recoge un descenso en víctimas de peatones, pasando de 120 a 91 en 2017. Las vías convencionales siguen siendo las que mayor número de accidentes registran con fallecidos, siendo las salidas de vía, la colisión trasera y múltiple las más habituales. Destacar que aumenta el número de fallecidos que no han hecho uso del cinturón de seguridad, pasando de los 149 en 2016 a 175 en 2017.

Entre las medidas que la DGT tiene previsto implantar en 2018 se encuentran el incremento de las reformas, mayor control, incidir en la educación, formación y comunicación, así como en investigación y en compromisos con las administraciones y el sector privado.

Dentro de las reformas destaca: Nueva Ley de Tráfico y Seguridad Vial, Reglamento General de vehículos y Reglamento de auxilio en carretera, Aprobación del Plan estratégico estatal de la bicicleta, Estrategia de seguridad vial 2018-2020, Puesta en funcionamiento de la plataforma del vehículo conectado DGT 3.0, Plan estratégico del vehículo y Plan de medidas contra la siniestralidad de vulnerables.

En materia de control se aprobará un plan contra la velocidad y publicación de una nueva Instrucción de radares, un protocolo para la aplicación del Art. 36 del Reglamento de Conductores en los reincidentes por alcohol y otras drogas, un nuevo plan integral de lucha contra el alcohol y drogas en la conducción y la adquisición de drones para vigilancia del tráfico.

Respecto a la educación, formación y comunicación se desarrollarán Planes básicos de coordinación en Educación Vial, adquisición más materiales pedagógicos para centros escolares, 50 parques infantiles de tráfico móviles adicionales, convocatoria de ayuda a asociaciones de víctimas de accidentes de tráfico, con especial atención a la educación vial de adolescentes, reforma del modelo de formación vial en España, 100 nuevos examinadores, realización de campañas de comunicación en todos los soportes (TV, radio, digital…) sobre colectivos vulnerables: peatones y motoristas, campañas de comunicación, publicidad exterior y acciones directas.

Por parte de Raúl Chilet, responsable técnico del servicio de prevención de riesgos laborales OTP se señala “la necesidad de promover un mayor número de acciones y políticas de prevención y concienciación, principalmente en las empresas”.

Este mismo experto señala que dado que “un gran número de accidentes se producen in-itínere, y por causas ligadas al factor, la formación en seguridad vial es un requisito imprescindible para poder disminuir las cifras de víctimas en las carreteras.”

En materia de investigación se prevé una inversión de 1 M€ en ayudas, siendo los compromisos con administraciones y sector privado los siguientes: aprobación de convenios para el impulso de la educación vial con las CC.AA, la colaboración con la FEMP, convenios de colaboración en materia de seguridad vial con los titulares de las vías, convenios bilaterales con Ayuntamientos en materia de seguridad vial de vulnerables, colaboración con empresas la seguridad vial laboral.

Previous Grupo Sesé y Mecanizados Luna Gregorio, premiadas por su compromiso con la prevención de riesgos laborales
Next El ruido del tráfico provoca tanta enfermedad como la contaminación atmosférica

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *