Día mundial de la salud: la depresión como principal causa de discapacidad


Hoy 7 de abril celebramos el Día Mundial de la Salud, cuya campaña cada año está dedicada a un tema específico, que en esta ocasión se centra en la depresión, un trastorno que afecta según la Organización Mundial de la Salud a más de 300 millones de personas, de un total de 7.000 millones, siendo la principal causa de discapacidad.

Se trata de una enfermedad que afecta en general a todas las personas, independientemente de edad o condición social y que puede agravarse si se llega a prolongar en el tiempo y aumenta su intensidad, afectando a la vida cotidiana, laboral y familiar, llegando incluso a provocar el suicidio. Cada año se suicidan más de 800.000 personas en el mundo, la segunda causa de muerte en el grupo de edad de 15 a 29 años.

El riesgo de padecer depresión se ve acentuado por factores como la pobreza, el desempleo, la pérdida de un ser querido, las enfermedades físicas o los problemas derivados por el abuso y consumo de alcohol y drogas.

Este trastorno genera angustia mental e incapacidad para el desempeño de actividades rutinarias, al tiempo que interfiere en las relaciones personales y profesionales. Los síntomas asociados son la falta de energía, ansiedad, pérdida de concentración, inquietud, sentimientos de culpabilidad, desesperanza, tristeza, que pueden ser tratados mediante terapias, medicación específica o combinación de ambos.

No obstante, entre los obstáculos para recibir una atención efectiva, la OMS destaca “la falta de recursos y de personal sanitario, así como la estigmatización de los trastornos mentales y la evaluación clínica inexacta”. Esta situación se da en países de cualquier nivel, donde las personas con depresión a menudo no son correctamente diagnosticadas mientras que otras que en realidad no padecen ningún trastorno son tratadas con antidepresivos, alerta el organismo.

Asimismo, la OMS destaca el auge de la depresión y de enfermedades mentales, hecho que ha derivado en una resolución de la Asamblea Mundial de la Salud, adoptada en mayo de 2013, que aboga por una respuesta integral y coordinada de los países al problema de los trastornos mentales.

Si bien no se saben las causas por las que se origina esta enfermedad algunas investigaciones indican que las enfermedades depresivas son trastornos principalmente del cerebro, y que se debe fundamentalmente a una confluencia y combinación de factores (psicológicos, genéticos y bioquímicos).

La crisis económica y sus consecuencias (pérdidas de puestos de trabajo, desahucios, ceses de negocios) ha motivado un mayor nivel de casos de depresión, pese a que el trastorno también es padecido por colectivos que no son vulnerables ni desfavorecidos, sino que pertenecen más bien a una clase social acomodada.

La enfermedad es una de las principales causas de baja laboral, ya que el 86 % de los europeos que la padecen está en edad de trabajar. Dentro de esta franja, el 10% sufre un episodio depresivo al año y la duración media de este episodio es de 36 días.

El realizar ejercicio, mantener una alimentación saludable, descansar lo suficiente, el aprendizaje de nuevas actividades y disciplinas, reducir el estrés, alejarse de la contaminación acústica intensa y de la adicción al móvil, convertir el tiempo libre en una prioridad, fomentar y potenciar las relaciones familiares y de amistad, son algunos de las recomendaciones para evitar caer en una depresión.

Previous El III Premio Emprendedores y Seguridad Vial ya tiene finalistas
Next La app salutcat de mútuacat, desarrollada por inithealth, ha sido elegida como la app de la semana en lengua catalana por la generalitat

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *