Las redes sociales pueden ayudarnos a estar más relacionados, más interconectados, pero en ocasiones conducen al estrés, por exceso de tareas, que puede derivar en una hiperactividad o lo que algunos expertos denominan agotamiento virtual.

Cada vez son más las herramientas y plataformas que tenemos a nuestro alcance (mensajes instantáneos, correo electrónico, redes sociales, internet….), que si bien pueden identificarse como una ventaja, propia de la era digital, psicólogos y sociólogos constatan que existe un porcentaje de profesionales que están apostando por desvincularse de estas redes, con el fin de tener menos obligaciones, preocupaciones, en definitiva, ser más felices.

“Las redes, si no se utilizan bien acaban utilizándonos a nosotros”Eva Collado

Los argumentos que giran en torno a esta opinión destacan la adicción como una problemática, además de señalar otros factores como la pérdida de tiempo, falta de concentración, el estrés generado por la constante disponibilidad e inmediatez, las falsas apariencias, lo que provoca una ruptura con estos medios, produciendo así una separación entre lo público y lo privado.

Sobre esta cuestión hemos preguntado a la consultora y experta en redes sociales, Eva Collado, quien nos ha trasladado que “las redes si no se utilizan bien acaban utilizándonos a nosotros, y por ende, afectando a muchos aspectos de la vida personal y como no, entre ellas una felicidad mermada e insatisfacción emocional”. Argumenta que en ocasiones “hay quien vende una versión que no es la real, que magnifican su vida a través de esta exposición pública y se ven sometidos a mantener y alimentar una vida virtual de escaparate, con todo el esfuerzo que una dualidad de estas características comporta. Son plataformas idóneas para hacerlo y quien no es consciente de que esto va en su perjuicio tiene un problema muy grave”, añade.

La tendencia no mayoritaria a distanciarse de las redes, para liberarse de insatisfacciones emocionales tiene su fundamento en la falta de aportación y de interés que les suscita estas plataformas, contribuyendo así a favorecer su nivel de privacidad e intimidad, que según esta corriente les produce mayor felicidad.

Lo primero que debe plantearse cada individuo es el objetivo de estar en redes sociales”Dolores Rico

Algunos personajes populares han optado por esta postura, dado que consideran que el nivel de exposición es demasiado elevado y por el hecho de estar permanentemente pendiente de las redes, al tiempo que por incidencias ocasionadas por malentendidos o comentarios desafortunados.

Por otra parte, expertos en comunicación destacan contrariamente que las redes sociales contribuyen a potenciar nuestros lazos de unión y conexión con otras personas, considerando de este modo que ayudan al bienestar y a potenciar nuestras emociones, abriendo una ventana al mundo, pudiendo favorecer el diálogo, los contactos, la conversación, la participación y la posibilidad de compartir información y contenidos.

Por su parte, la consultora y auditora de PRL, Dolores Rico señala que “lo primero que debe plantearse cada individuo es el objetivo de estar en redes sociales. El estar conectado implica más que felicidad satisfacción de poder ver que la gente se interesa por los contenidos, realizar comentarios, que se valore el esfuerzo y dedicación por escribir un artículo, etc, todo ello contribuye a la felicidad profesional o laboral”. No obstante, afirma que “la conexión sin control, en detrimento de otras actividades importantes como el tiempo que se dedica a familia puede derivar en un agotamiento virtual, que origine insatisfacción emocional”.

Asimismo, hay quien considera que lo mejor es encontrar un punto de equilibrio entre la desconexión y la hiperconexión, consiguiendo de este modo los beneficios derivados de la esfera pública y la privada.

Previous Reducir el consumo de sal evitaría 2,5 millones de muertes en todo el mundo
Next Las enfermeras de CyL manejan en su trabajo diario más de 156 medicamentos peligrosos

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *