Fika, la clave sueca para la felicidad laboral


Una pausa para el café, en muchas ocasiones, se convierte en una excusa para comentar algún aspecto del trabajo u organizar una reunión informal en la sala de descanso de la oficina. En Suiza, sin embargo, es un momento sagrado que tiene nombre propio “fika”.

Muchas empresas suecas obligan a sus empleados a que se tomen un descanso en su jornada laboral para “hacer un fika”. Esta palabra se utiliza como un sustantivo y un verbo. Deriva de la palabra sueca para el café (Kaffe), una obsesión nacional para el tercer país en consumo de café del mundo. La pausa para el café sueco es un momento para dejar literalmente trabajo detrás, una excusa para reducir la velocidad del día a día y combatir el estrés. El ritual social sueca desde hace mucho tiempo no necesariamente siquiera tiene por qué implicar el café. La clave es hacer una pausa en su día.

Anna Brones, co-escritora del libro Fika: El Arte sueco del Coffee Break (2015) comenta: En nuestra propia cultura, la de Estados Unidos, el café se toma en el acaparamiento, en un vaso de papel, esta más cerca de ser un combustible. En Suecia, el café es algo que espera a un momento en el que todo lo demás se detiene para saborearlo”.

Esta costumbre se esta expandiendo por todo el mundo, Australia, Reino Unido o Estados Unidos comienzan a sumarse a este descanso en la jornada laboral. Cada vez son más las empresas conscientes de los beneficios de crear el momento fika.

There is no more story.
Next Europa: El 82% de los accidentes laborales se producen en PYMES

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete