El Gobierno de Aragón quiere reducir los accidentes laborales in itinere


“Fomentar la seguridad vial en el ámbito laboral, a la luz de los datos crecientes de los accidentes laborales tanto en misión y, especialmente in itinere, reforzar la formación y concienciación vial de los trabajadores, así como la divulgación de medidas preventivas para intentar evitar estos accidentes” es, según la directora general de Trabajo del Gobierno de Aragón, Mª Soledad de la Puente, el objetivo de la I Jornada de Seguridad Vial Laboral que a lo largo de la mañana de hoy se ha celebrado en el salón de actos de la Delegación de Hacienda de Zaragoza.

Mª Soledad de la Puente abrió la Jornada junto al Jefe Provincial de Tráfico de Zaragoza, José Antonio Mérida.

La Jornada es una de las actividades organizadas por el Grupo de Trabajo de Formación en Seguridad Vial Laboral, nacido en el seno de la Subcomisión Provincial de Educación Vial, de la que forma parte la Dirección General de Trabajo del Gobierno de Aragón desde diciembre de 2017.

La directora general de Trabajo hizo en su intervención un repaso de los altos costes que este tipo de accidentes tienen para las empresas (días de baja del trabajador a cargo de las empresas, pérdida de negocio ocasionado, a su vez, por la disminución de la capacidad productiva, aumento de las primas del seguro en los vehículos accidentados, costes por reparación de vehículos, y un cierto daño a la reputación de la propia empresa); para la Administración (elevados costes de los recursos utilizados, ambulancias, bomberos, pago de pensiones derivadas de los accidentes de tráfico, coste de los daños producidos en la vía pública); y para la propia sociedad (sufrimiento de los familiares de los fallecidos o heridos en accidente de tráfico, la pérdida de calidad de vida por discapacidad derivada de un accidente y pérdida de años potenciales de vida respecto a la esperanza de vida media nacional).

Indicó que en este tipo de accidentes laborales influyen, entre otras, cuatro aspectos: las infraestructuras; algunas circunstancias relacionadas con el entorno como la visibilidad o las condiciones meteorológicas; las condiciones de los vehículos y las habilidades y comportamientos del propio conductor.

En la siniestralidad vinculada al tráfico, y más allá de las cifras totales de mortales, hay que tener en cuenta las secuelas de las víctimas, en muchos casos muy graves y con períodos muy dilatados de rehabilitación.

Recordó igualmente la directora general de Trabajo en su intervención que “la Comisión Europea ha dejado claro y propugna por considerar que la seguridad vial es una responsabilidad compartida entre agentes públicos y privados” y que para avanzar en la reducción de este tipo de accidentes “es necesaria una estrecha colaboración de las administraciones competentes y la participación de todos los colectivos afectados: organismos técnicos asociaciones profesionales, empresas y trabajadores”.

La directora general de Trabajo puso de manifiesto que existe “a disposición de las empresas la norma ISO 39001,  Sistemas de gestión de la seguridad vial. Requisitos y recomendaciones y buenas prácticas, que tiene como objetivos no solo reducir, y en última instancia eliminar, la incidencia y riesgo de la muertes y heridos graves de los accidentes de tráfico, sino también reducir el elevado coste que estos siniestros tienen tanto para las empresas, como para la administración y la sociedad en general. En definitiva, es una herramienta que permite ayudar a las organizaciones a reducir, y en última instancia eliminar, la incidencia y riesgo de las muertes y heridas graves derivas de los accidentes de tráfico, evitando el alto coste que supone los accidentes sufridos por los trabajadores, ya sea in itinere o en misión”.

En la Jornada intervino también, en la primera de las mesas, Fernando Marzo, Jefe de la Unidad de Medicina del Trabajo, Ergonomía y Psicosociología del Instituto de Salud y Seguridad Laboral de Aragón (ISSLA).

Accidentes en la Comunidad Autónoma

De los 29 accidentes de trabajo mortales que ocurrieron en 2017 en la Comunidad Autónoma de Aragón, 3 fueron como consecuencia de trayectos  in itinere  y otros 7 ocurrieron durante la jornada de trabajo.

Siete accidentes ocurrieron en el período junio a septiembre de 2017 y excepto en dos de ellos, las víctimas fueron hombres.

En enero de 2018, solo se registró un accidente grave in itinere.

Previous Siemens ayuda a mejorar la calidad del aire en el interior de los edificios gracias a tecnología láser
Next Joan Bonmatí nos habla de como monitorizar y mejorar la vida de los pacientes con la App Healthing Diabetes

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *