Los gobiernos se comprometen a reducir el sufrimiento y las muertes que causan las enfermedades no transmisibles


Diversos Jefes de Estado y de Gobierno y ministros de todo el mundo se han comprometido hoy a emprender nuevas acciones audaces para reducir el sufrimiento y las muertes que causan las enfermedades no transmisibles (ENT), principalmente las enfermedades cardiacas y pulmonares, los cánceres y la diabetes, que son la principal causa mundial de defunción.

En la apertura de la Conferencia Mundial sobre las ENT de Montevideo, que tendrá una duración de tres días y ha sido organizada por la Organización Mundial de la Salud y la Presidencia del Uruguay, los gobiernos han aprobado la Hoja de Ruta de Montevideo 2018-2030 sobre la lucha contra las ENT como prioridad de desarrollo sostenible.

El compromiso se enmarca dentro del acuerdo alcanzado por los líderes mundiales para reducir en un tercio las muertes «prematuras» por ENT de aquí a 2030 en el contexto de la Agenda de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible. Actualmente las ENT matan a 40 millones de personas al año, lo que hace de ellas la principal causa de muerte. De esas muertes, 15 millones son prematuras (en personas de 30 a 70 años), y 7 millones se producen en países de ingresos bajos y medios-bajos.

«Es estremecedor ver cómo enfermedades como el cáncer y la diabetes afectan cada vez más a las personas con menos posibilidades de asumir los costos de la atención sanitaria», ha dicho el Director General de la OMS, Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus.

«Los gobiernos deben comprometerse en primer lugar a prevenir estas enfermedades, y después a velar por que la población pueda acceder a servicios terapéuticos», ha añadido. «No hacerlo supondrá enormes costos para las personas y las comunidades y estará en total contradicción con el compromiso mundial con el desarrollo sostenible».

El otro organizador de la conferencia, el Presidente del Uruguay, el Dr. Tabaré Vázquez, ha dicho que la Hoja de Ruta de Montevideo representa un fuerte compromiso de los gobiernos con la intensificación de las medidas para proteger a las personas de los daños que ocasionan las ENT.

«Los gobiernos deben comprometerse plenamente con la reducción de los estragos que causan las ENT, dado que sus costos humanos y económicos son demasiado grandes para ser ignorados», ha dicho el Dr. Vázquez. «Esto supone que los gobiernos tienen la gran responsabilidad de actuar. Emprendiendo con determinación medidas para proteger a las personas contra los principales riesgos relacionados con la ENT, haremos que sea más fácil para las personas disfrutar de vidas más saludables, al mismo tiempo que estaremos fomentando un sólido crecimiento y desarrollo de las comunidades y países».

En la Hoja de Ruta de Montevideo se destaca la necesidad de una actuación coordinada y coherente de todos los sectores y de la totalidad de la sociedad, dado que muchos de los principales determinantes de la falta de salud están fuera del control de los ministerios de salud y de los sistemas y los profesionales sanitarios. Los agentes no estatales, entre ellos la sociedad civil y la industria, pueden desempeñar un importante papel.

En ella también se señala que la mayoría de las muertes por ENT se podrían haber evitado mediante la adopción de medidas contra el tabaco, la contaminación del aire, las dietas malsanas, la inactividad física y el consumo nocivo de alcohol, así como mediante la mejora de la detección y el tratamiento de las enfermedades.

El Dr. Vázquez ha añadido: «Acabar con las ENT y promover la salud incumbe a todas las personas y a todas las esferas gubernamentales. Los ministerios de finanzas salvan vidas gravando el tabaco, el alcohol y las bebidas azucaradas, reduciendo su consumo y aumentando los ingresos para tratar las ENT. Los acuerdos comerciales y de inversión no se deberían utilizar como excusa para mirar hacia otro lado, lavarnos las manos y no proteger la salud pública de nuestros ciudadanos. Los ministerios de educación tienen que velar por que nuestros jóvenes estén bien informados y por que se les enseñe a realizar elecciones saludables, y las escuelas tienen que ofrecer alimentos saludables y oportunidades de juego y esparcimiento».

Previous La obesidad entre los niños y los adolescentes se ha multiplicado por 10 en 40 años
Next Jornada técnica: Presentación: “Herramientas para la gestión del riesgo químico ... ”

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *