El perfil de víctima de accidente laboral es el de hombre de mediana edad recién incorporado a la empresa y durante las primeras horas de la jornada


La directora general de Trabajo y Bienestar Laboral, Cristina Moreno, ha presentado el estudio sobre la siniestralidad en el trabajo realizado por el Instituto Valenciano de Seguridad y Salud en el Trabajo (Invassat) en una comparecencia en la que también ha estado presente el secretario autonómico de Empleo, Enric Nomdedéu.

El informe ha analizado las causas de 151 accidentes laborales graves y 14 accidentes mortales ocurridos en la Comunitat Valenciana y los factores que han intervenido para que se produzcan.

El estudio del Invassat evidencia una preocupante tendencia al alza en accidentes laborales en la Comunitat Valenciana, por encima de la tendencia media nacional. “Esta tendencia es alarmante y hay que poner medios para frenarla”, ha declarado Cristina Moreno. A pesar de este aumento de la siniestralidad, la Comunitat continúa por debajo de la media española en número de accidentes.

El informe también revela que la mayor parte de los accidentes graves y mortales del año pasado se produjeron a causa de la organización, las condiciones de trabajo y el factor humano. El perfil de víctima de accidente laboral es hombre de mediana edad, trabajador de una pyme, recién incorporado a la empresa, durante las primeras horas de la jornada.

La comisión permanente del Invassat se ha reunido para analizar los preocupantes resultados del estudio, y ha concluido por unanimidad que “los datos son alarmantes e inaceptables y por ello estamos obligados a analizarlos detenidamente para poder reconocer las causas de los accidentes y poner los medios para reducirlos”, ha explicado la directora general de Trabajo y Bienestar Laboral.

Para ello, el Instituto Valenciano de Seguridad y Salud en el Trabajo continuará en la línea de la Estrategia Valenciana de Salud Laboral, aprobada en 2017, en la que se comprometieron todos los agentes sociales, especialmente empresas y sindicatos.

El Invassat continuará con su labor de promoción y difusión de la prevención de riesgos laborales porque “la reducción de los accidentes no se conseguirá con más inspecciones, sino afianzando la cultura preventiva”, ha aseverado Cristina Moreno.

Actualmente, el Invassat tiene en marcha dos campañas: una para prevenir los accidentes laborales por caídas de cubiertas frágiles (una de las principales causas de muerte en el trabajo) y la campaña ‘Hazte visible’ para concienciar a los repartidores en moto de los riesgos de su trabajo.

Moreno ha enfatizado que el éxito de estas campañas depende de la colaboración de las empresas y los agentes sociales porque la prevención “es cosa de todos y todos tenemos que estar implicados en la lucha contra la precariedad”, ha insistido.

La directora general de Trabajo y Bienestar Laboral también ha recordado que la salud laboral se consigue con “el consenso entre trabajadores y empresarios”.

Datos de siniestralidad laboral

El estudio de siniestralidad del Invassat pretende servir como un reflejo de la siniestralidad laboral en la Comunitat Valenciana, con el objetivo último de extraer conclusiones precisas y focalizadas que sirvan para orientar y dirigir las políticas y actuaciones preventivas del Consell y dotarlas de una mayor eficacia.

El análisis del Invassat ha utilizado una muestra de 151 accidentes graves y 14 accidentes mortales, todos ellos traumáticos, ocurridos en jornada laboral o in itínere, extraídos de los informes grabados en el sistema informático del Invassat e investigados por el personal técnico de este instituto. De modo que se trata de datos de accidentes analizados en profundidad, no obtenidos de los partes realizados por las empresas, sino de la información recogida por los técnicos en sus visitas.

Con este estudio tenemos un doble objetivo: “Recordar la importancia de la seguridad y la salud laboral, y comprender por qué se han producido los accidentes para evitarlos o minimizarlos”, ha aclarado Cristina Moreno.

“La prevención es una obligación, no es algo voluntario”, según Moreno, quien también ha asegurado que “la prevención no es un coste, es una inversión. Los protocolos preventivos tienen como consecuencia que las empresas trabajen mejor y, por tanto, sean más productivas”.

El perfil de la víctima de accidente laboral es mayoritariamente hombre (92,1% en los accidentes graves y el 100% en los mortales) de 35 a 44 años (35,2%) con contrato indefinido (87,27%) en una pyme de menos de 50 trabajadores, pero con menos de un mes de antigüedad en la empresa (26%), durante las primeras horas de la jornada (52,7%).

“La poca antigüedad de los trabajadores puede ser debido al desconocimiento de los protocolos de seguridad por la ausencia de formación lo que es un factor de riesgo”, ha explicado Cristina Moreno, que también ha reconocido que el Invassat investigará el motivo por el que la mayoría de los accidentes se producen al comienzo de la jornada laboral, un dato repetido en todos los informes.

“La Recuperación económica se asocia a una tendencia al alza de los accidentes y nosotros nos negamos a aceptar el axioma. Tenemos que ser capaces de crecer sin accidentes, ese es el objetivo”, ha explicado la directora general de Trabajo y Bienestar Laboral.

La causas de los siniestros son, por este orden, los problemas con la organización del trabajo (76,1%), la condiciones del trabajo (48,3%) y el factor humano (35%).

“Como organismo científico-técnico queremos señalar que si la tendencia crece a pesar de que los datos revelan que los accidentes se producen por riesgos conocidos para las empresas y en las que existen equipos de protección, es que algo falla y tendremos que analizar el qué para poder solucionarlo”, ha señalado Moreno.

Los accidentes graves ocurren en un 63,3% de los casos en el centro habitual de trabajo. Sin embargo, en los accidentes mortales el 50% ocurre en otro centro de trabajo y el 42,9% en el lugar habitual.

Los sectores donde se producen más siniestros son el sector servicios, la industria y la construcción. Las formas de accidente más habituales son el golpe contra objeto inmóvil o el aplastamiento y las lesiones la fractura de huesos (el 55%) y las lesiones internas (9,9%). Merecen mención aparte las caídas de edificios.

“Este informe nos ha permitido aproximarnos de un modo más realista a las causas y las víctimas de los siniestros, y esperamos que esta información nos ayude a ponerle freno a la tendencia actual”, ha concluido la directora de Trabajo y Bienestar Laboral.

Previous Los robots hacen frente a la demencia
Next Los ritmos de la noche

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *