Prohibición en los colegios de Francia del uso del móvil para garantizar la salud de los escolares menores de 15 años


El inicio del curso escolar en Francia tendrá el próximo mes de septiembre de 2018 como novedad la prohibición del uso de teléfonos móviles en los niños de hasta 15 años, en horario lectivo y también en el tiempo de recreo.

El ejecutivo francés, con Enmanuel Macron a la cabeza y su ministro de Educación Jean-Michel Blanquer han adoptado esta medida con el fin de favorecer la salud, evitando así el exceso de exposición de los menores a los efectos nocivos de las pantallas de los smartphones.

El gobierno no impedirá llevar los terminales al colegio, pero sí su uso en el entorno escolar. El anuncio de esta prohibición no ha pillado por sorpresa a la comunidad educativa, dado que el presidente Macron en su campaña ya hizo hincapié en la necesidad de implantar esta práctica, que está ampliamente extendida en las escuelas, siendo una iniciativa pionera en algunos centros de España.

Respecto a esta cuestión, la OMS determina que las consecuencias principales de los móviles en los niños, principalmente referidos a la visión son: sequedad ocular (frente a las pantallas, debido al exceso de brillo se reduce el número de pestañeo, por lo que resta lubricación al ojo), fatiga visual (visión borrosa, dolores de cabeza, espalda y ojos enrojecidos), lesiones oculares derivadas del uso del celular (si bien no está comprobado científicamente que la luz azul de los móviles produzca daños en la retina, hay otras evidencias de que un uso compulsivo del móvil puede producir lesiones oculares. Estar muchas horas frente a la pantalla tensa los músculos de los ojos, y más si se emplea estando en la oscuridad, lo que provoca que cada vez más personas –y sobre todo jóvenes –sufran miopía por este motivo).

La Dra. Filo Gracia, médica en OTP destaca que existen diversos estudios que revelan que el uso en exceso de las nuevas tecnologías está produciendo un aumento considerable de la tasa de depresión y ansiedad infantil, provocando trastornos de vinculación, déficit de atención, aumento de impulsividad, falta de autocontrol y otros problemas de conducta.

Además, resalta que “con las nuevas tecnologías los niños son más propensos a recibir contenido violento o agresivo que puede favorecer una conducta alterada, producir dificultades a la hora de conciliar el sueño, lo que conlleva a reducir su rendimiento académico y repercute en su salud. Por otro lado, Filo García pone de manifiesto otro efecto, derivado del uso en exceso del móvil, y es la ausencia de interacción e interrelación con otros niños o personas, reducción de la concentración y de la memoria, sedentarismo y obesidad, que a su vez puede derivar en problemas de diabetes, vasculares o cardíacos.

Desde la Asociación Española de Pediatría (AEP) destacan, tal y como apuntan en esta nota de prensa http://bit.ly/2E9Uacr que “es fundamental limitar el tiempo delante de pantallas: de 0 a 2 años no se recomienda estar frente a una pantalla y de 2 a 4 años la exposición delante de un dispositivo no debe ser superior a 1 hora al día”.

Así, se señala que “el ejercicio físico entre los 5 y 17 años es altamente beneficioso: mejora la salud mental, la autoestima, disminuye el estrés, favorece la socialización y aumenta la concentración, lo que contribuye a tener mejores resultados académicos. En estas edades, el ejercicio debe ser como mínimo de 60 minutos al día de actividad física, de moderada a vigorosa, por ejemplo, caminar rápido, montar en bicicleta, monopatín, patinar o correr, e incluso juegos activos que implican dinamismo y la práctica de deportes como el baloncesto, natación, tenis o fútbol, entre otros”. “Se debe fomentar la actividad física al aire libre y bajo ningún concepto, el tiempo frente a la televisión u otro tipo de pantallas (móviles, videojuegos, ordenadores, etc) con fines recreativos, no debería superar las 2 horas diarias”.

Previous Jornada técnica LEP para agentes químicos en España 2018 y Guía técnica RD 665/1997 de agentes cancerígenos o mutágenos
Next Entrevista a David Fried, creador de un juego de realidad virtual que ayuda a abordar la fobia social

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *