Salvador Boix Vilella: “El ejercicio físico mejora la salud laboral”


Salvador Boix Vilella, doctorando de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche, ha realizado el estudio “Efectos de la práctica del método Pilates sobre la Salud Psicosocial: Un estudio longitudinal” en el que presenta las ventajas laborales que presenta la práctica de Pilates.

¿Qué necesidad encontraste para realizar la tesis Efectos de la práctica del método Pilates sobre la Salud Psicosocial: Un estudio longitudinal”?

Se consideró necesario llevar a cabo un trabajo centrado en el impacto del Pilates sobre factores psicosociales asociados al mundo laboral ya que no existían investigaciones previas sobre la acción directa del Pilates en la salud laboral. Además, en España, desde 2008 con la crisis global se produjo un aumento considerable de las alteraciones psicológicas asociadas al estrés por lo que se buscó en el ejercicio físico estrategias para tratar de proteger y mejorar la salud los trabajadores.

¿Por qué el ejercicio físico es beneficioso para la salud laboral de las personas?

La práctica de ejercicio físico influye positivamente sobre la salud tanto a nivel físico como psicológico. Pero también existen relaciones directas entre el ejercicio físico y la salud laboral. A nivel físico, las personas activas mejoran su salud musculoesquelética lo que previene la lumbalgia crónica uno de los principales motivos de absentismo laboral. A nivel psicológico, los trabajadores que practican ejercicio físico muestran una reactividad menor a estresores, entre los que se incluirían los derivados de la actividad laboral.

¿Y en el ámbito psicosocial?

En este apartado se destaca la importancia del ejercicio físico como medio de relación social. Suele ser habitual que las personas acudan a realizar ejercicio físico en centros deportivos o realicen actividades físicas en el medio natural con compañeros de trabajo, familiares o amigos lo que favorece las relaciones sociales. De esta forma, aumentan significativamente los niveles de apoyo social e integración frente a sujetos sedentarios que no cuentan con esos espacios de relación social.

¿Qué aporta, en concreto, la técnica Pilates?

La técnica Pilates es un sistema de entrenamiento cuerpo-mente muy enfocado a mejorar el equilibrio, la fuerza y la salud. A diferencia de otros ejercicios no precisa de grandes destrezas previas, cuenta con dos modalidades diferentes de Pilates compatibles (suelo y máquinas) y es apto para todo tipo de personas, incluso para aquellas inmersas en procesos de rehabilitación. En este sentido, la organización estadounidense National Center for Complementary and Alternative Medicine (NCCAM, 2011) considera la práctica de Pilates como un enfoque de ejercicios que se puede incluir dentro de la Medicina Complementaria y Alternativa.

¿Cuándo comienzan a verse los resultados?

Entre los practicantes de Pilates analizados en el estudio, se comprueba que son los más expertos los que obtienen mayores niveles de salud psicosocial frente a los más inexpertos o principiantes. Además, los que acumulan más minutos semanales de ejercicio físico obtienen mayores beneficios en variables laborales. Sin embargo, los resultados van a depender de las características personales e individuales de los practicantes y del contexto laboral en el que desarrollan su trabajo ya que la salud laboral es muy dependiente del contexto.

¿Cree que las empresas deberían potenciar este tipo de prácticas? ¿Qué beneficios obtendrían?

Sin ninguna duda. Los resultados obtenidos en mi tesis doctoral van en la línea de apoyar el ejercicio físico como amortiguador del estrés que ayudará a mejorar los niveles de salud psicosocial y laboral de empleados y directivos. Para la empresa, la promoción de la salud en el trabajo es una medida efectiva para disminuir el absentismo laboral y minimizar la pérdida de productividad.

¿Cómo podrían hacerlo?

Los gestores o directivos preocupados por la salud de sus trabajadores y que quieren poner en funcionamiento programas de ejercicio físico para sus empleados, dentro de la propia empresa, deberían considerar la modalidad Pilates suelo como una técnica muy apropiada y que precisa de una mínima inversión económica. En primer lugar, se debería concienciar a los trabajadores de los beneficios del ejercicio físico sobre la salud y de los peligros del sedentarismo con talleres, cursos o conferencias. En segundo lugar, si el tamaño de la empresa y sus características lo permiten se podría ofrecer un espacio para que todos los trabajadores voluntariamente (empleados y directivos) pudieran utilizar descansos para hacer ejercicios de Pilates suelo. En caso de no contar con estos descansos se podrían realizar los ejercicios justo antes o después de la jornada laboral. Finalmente, si no fuera posible habilitar espacios dentro de la propia empresa sería interesante que los directivos alcanzarán acuerdos con centros deportivos cercanos al trabajo para que sus empleados permanezcan activos con mensualidades asequibles.

 

 

 

Previous IBV y AERTE juntos por la prevención, detección y protección frente a caídas de personas mayores
Next Máquinas que aprenden a medir nuestras emociones

1 Comment

  1. 9 octubre, 2017
    Responder

    Excelente nombre¡ “lasaludesmas”,
    Saludos,

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *