Una buena higiene dental reduce el riesgo de sufrir un infarto según un estudio


La necesidad de cepillarse los dientes habitualmente y de una forma concienzuda va más allá de las razones higiénicas y estéticas. Un estudio publicado en el British Medical Journal afirma que las personas que realizan esta actividad de higiene bucal al menos dos veces al día reducen en un 70% el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas.

Esto se debe a que la bacteria que causa inflamaciones en la boca es transportada por el torrente sanguíneo y acaba bloqueando las arterias. La enfermedad periodontal es una infección que afecta a los tejidos que rodean y dan soporte a los dientes. Es causada por la placa, una película pegajosa de bacterias que se forma en los dientes. En su etapa inicial, las encías se enrojecen, hinchan y sangra con mucha facilidad. Mientras que cuando la enfermedad está más avanzada (periodontitis), las encías y el hueso que sujeta los dientes se pueden dañar seriamente haciendo que los dientes se aflojen o se caigan. Para evitar que se produzca esta enfermedad es necesario llevar una correcta higiene dental a diario que elimine la placa bacteriana y evitar sus consecuencias.

Un grupo de científicos del University College de Londres comprobaron esta teoría tras seguir los hábitos de cerca de 12.000 personas de un promedio de edad de 50 años. Sin embargo, según información de BBC Mundo , los científicos advirtieron que los riesgos no son comparables con otros factores como la obesidad o el tabaco, factores de riesgo mucho más altos.

Otros ejemplo de estudios sobre la materia es el realizado por investigadores del Hospital General de Veteranos de Taipéi (Taiwán), en el que participaron 100.000 personas sin ningún problema cardiovascular. Durante los 7 años que duró investigación, descubrieron que las personas que se hacían una limpieza dental o un raspado disminuían en un 24% el riesgo de padecer un infarto y en un 13% los accidentes cerebrovasculares.

El jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Sanitas La Moraleja, Manuel Jiménez Mena, recuerda al Diario 20 minutos que aunque algunos de los factores de riesgo relacionados con las enfermedades cardiovasculares, como los antecedentes familiares o la edad, no se pueden modificar, el 80% de ellas se podrían prevenir si se eliminaran los principales factores de riesgo, como fumar, llevar una dieta inadecuada, el sedentarismo, controlar los niveles de colesterol, entre otros.

Según una encuesta elaborada por Sanitas, realizada a 1.000 participantes, el 15% de los españoles visita su dentista menos de una vez cada dos años y en concreto, los hombres realizan las visitas a los expertos dentales con menor asiduidad que las mujeres. Con respecto a la franja de edad, un 60% de los jóvenes entrevistados de entre 18 y 24 años han sido los que han presentado una menor consciencia ante la relación entre salud dental y enfermedades cardiovasculares.

El doctor Jiménez Mena recomienda, por tanto, adoptar una serie de medidas para ayudar a prevenir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares relacionadas con la salud bucodental: Visitar al dentista de forma regular, idealmente dos veces al año. Cuidar los dientes y encías cepillándose los dientes dos veces al día con pasta de dientes fluorada y utilizar hilo dental. Mantenerse alerta a los signos de encías dañadas: encías rojas e hinchadas y sangrado al cepillarse los dientes. Según datos del Instituto Nacional de Estadística, 122.097 españoles fallecieron en 2012 por enfermedades cardiovasculares, lo que se traduce en que una cada tres personas que fallece lo hace por este tipo de enfermedades (30,3%). En todo el mundo se estima que en 2030, la cifra de fallecimientos por esta causa se incremente hasta los 25 millones de personas

Es necesario que los dentistas informen sobre estos riesgos a sus pacientes. Sobre todo, dado que, como apuntó la investigación, según la Organización Mundial de la Salud.

Previous Aprobado el nuevo Reglamento de Instalaciones de Protección contra Incendios
Next Impulsar la seguridad de los laboratorios desde la formación

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *