“La salud en el entorno de trabajo sigue siendo una de las marías dentro de los aspectos clave en la calidad de vida laboral”, Eduard Contijoch, Industry 4.0 Business Development Manager de T-Systems Iberia


Con una infraestructura global de centros de datos y redes, T-Systems opera en  tecnologías de información y comunicación (TIC) para corporaciones multinacionales e instituciones del sector público. En España, T-Systems es una de las grandes compañías TIC del mercado, con un completo portfolio de servicios y soluciones horizontales y verticales en todos los sectores industriales. En la actualidad, T-Systems es líder en los sectores de automoción y sector público. Cuenta con alrededor de 2.600 empleados distribuidos en sus más de 40 puntos de presencia en todo el territorio nacional.

Hablamos con Eduard Contijoch, Industry 4.0 Business Development Manager de T-Systems Iberia sobre “Virtual Ergonomic” una herramienta que utiliza la última tecnología de simulación para evaluar las condiciones laborales de los trabajadores de una empresa.

¿Cuál es el objetivo principal de T-Systems?

En T-Systems ofrecemos todo nuestro know-how y expertise para ayudar a nuestros clientes a conectar con sus propios clientes. En una época de transformación digital, nos definimos como un partner tecnológico que cuenta con tres divisiones: nuestra división digital, donde proveemos todos los productos y servicios que ayudan y facilitan la digitalización de una compañía; telecomunicaciones, con servicios y productos para conectar las diferentes necesidades de los clientes, con foco en la integración y la gestión de sistemas; y nuestra división de IT, a través de la cual apoyamos todo el desarrollo tecnológico de una organización siendo un partner TIC en todos los aspectos y acompañándoles de principio a fin.

Un concepto que desde T-Systems pregonamos es nuestro ‘Love magenta’. Un eslogan que representa una compañía en permanente evolución, que no se conforma con las soluciones estándar, y en la que los equipos de trabajo apuestan permanentemente por la búsqueda de la excelencia de la mano del cliente. Vivir el magenta es simplificar entornos complejos y descubrir, mediante la innovación, el mejor camino hacia la digitalización de nuestros clientes.

¿Qué es el trabajador 4.0?

Para T-Systems el empleado 4.0 es el empleado del futuro. Aquel que tiene a su alcance la tecnología y puede aplicarla a su puesto de trabajo, siendo así más eficiente y versátil. Los avances en la digitalización de tareas, o la mejora de las condiciones de trabajo gracias a los avances tecnológicos, permiten fomentar el bienestar de las personas en el entorno laboral, ya que colocan al empleado en el centro de la revolución tecnológica. Por su parte, a las empresas, la aplicación de mejoras basadas en técnicas de industria 4.0 les permite reducir costes y aumentar la productividad de los empleados

 ‘Virtual Ergonomics’, una herramienta de simulación que evalúa las condiciones de los puestos de trabajo, ¿cómo lo hace?

Virtual Ergonomics es una solución a través de la que se genera un avatar que se monitoriza en una pantalla y en la que poder detectar posibles malas posturas o procedimientos en el día a día del empleado mediante análisis ergonómicos. Gracias a las plataformas M2M y a tecnologías como el big data es posible estudiar y digitalizar los procesos de trabajo, evaluando de antemano la seguridad de las personas y su desempeño laboral. Este análisis previo es el que permite visualizar posibles problemas en un puesto y solucionarlos para que no interfieran en las funciones diarias de un empleado. Esto se traduce directamente en la disminución de lesiones o en el posible desarrollo de patologías en el futuro, al mismo tiempo que genera una reducción de costes, ya que puede visualizar posibles contrariedades desde el inicio del diseño de un puesto de trabajo y prevenir inversiones posteriores innecesarias.

¿Qué requisitos tiene que tener una empresa para implantarlo?

Por un lado, un cambio de mentalidad que le sitúe a la altura de los nativos digitales en cuanto a la concepción de la gestión empresarial, la manera de entender los negocios y la aplicación y ejecución de nuevas ideas. El otro requisito es contar con el partner tecnológico adecuado que le acompañe en el proceso de transformación y que analice e identifique de forma externa el punto de partida y el objetivo a alcanzar para abordar con éxito el proceso de cambio.

En el tiempo que lleváis utilizándola,  ¿cuáles han sido los problemas mayoritarios que habéis detectado en el ámbito la salud y la prevención de las empresas?

La salud en el entorno de trabajo sigue siendo una de las marías dentro de los aspectos clave en la calidad de vida laboral.

Aún a día de hoy cuesta evangelizar –más allá de las áreas de recursos humanos y de prevención de riesgos laborales- en la importancia de una correcta definición del puesto de trabajo y de una adecuada observancia de las buenas prácticas en el desempeño del trabajo desde el punto de vista físico y postural.

Los problemas más habituales son los lumbares y en todo tipo de puestos de trabajo. No sólo en los trabajos físicos –por ejemplo, derivados de levantar pesos- sino también en trabajos de oficina. No olvidemos que los expertos recomiendan que cambiemos de posición en nuestra silla, ¡como mínimo una vez por minuto!

También detectamos, con frecuencia, otras lesiones en brazos y hombros, consecuencia tanto de una mala ejecución de las tareas como de la configuración del puesto de trabajo.

¿Cuál es el camino a seguir a partir de ahora?

Nuestro reto es continuar siendo disruptores y simplificar y automatizar aún más los procesos para facilitar el acceso a la transformación digital a nuestros nuestros clientes, de forma que sea sencillo y que estén adaptados a sus necesidades de negocio. En el campo de la salud, la digitalización de las estructuras y procedimientos está generando un cambio de foco hacia la prevención. Las técnicas actuales nos permiten adelantarnos a una posible patología, con lo que ello supone tanto para la persona monitorizada, como para el descongestionamiento de la infraestructura sanitaria y el ahorro de costes a la Administración.

 

Previous La Seguridad Social reconoce el Síndrome del túnel carpiano como enfermedad profesional a las camareras de piso
Next Las ‘app’ de salud ponen en riesgo millones de datos personales

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *