Con sus trabajos y en las labores de divulgación que realiza, Elena García Armada  quiere que la gente deje de ver al robot “como un Terminator” para aceptar “que se trata de un aliado, de una ayuda, de algo que puede contribuir a mejorar su calidad de vida”.