Nueva polémica a raíz de la publicación en el boe de las medidas urgentes para combatir la precariedad y en especial la medida de la polémica, la obligación de las empresas al registro de la jornada laboral de sus trabajadores.

Por un lado los defensores, que con esta medida buscan controlar la precariedad producida por el abuso del contrato a tiempo parcial y el exceso de horas extraordinarias.

Por otro los que señalan que era el momento de apostar por la flexibilidad, la conciliación y el teletrabajo como nuevos modelos de trabajo.

Veremos como acaba esto, pero no olvidemos nunca que la protección de la seguridad y salud es un derecho de los trabajadores, y su bienestar debería ser lo primero.

¿Qué os parece esta medida? dejadnos vuestros comentarios