El Invassat realiza un informe pionero sobre las condiciones laborales de las camareras de piso en hoteles de la Comunitat


El Instituto Valenciano de Seguridad y Salud en el Trabajo (Invassat) ha realizado por primera vez un informe técnico sobre las condiciones laborales de las camareras de piso en el sector hotelero de la Comunitat Valenciana, que ha sido presentado por el secretario autonómico de Empleo, Enrinc Nomdedéu, y el secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, en el Centro de Turismo de València en la Mesa de Turismo a la que ha asistido también la directora general de Trabajo, Cristina Moreno.

El objetivo del informe ha sido la comprobación de las condiciones de trabajo, especialmente de carácter ergonómico asociadas al puesto de trabajo de camarera de piso del sector hotelero. En concreto, se han visitado 192 centros de trabajo que suponen un 42% de los hoteles de 3, 4 y 5 estrellas en la Comunitat.

Enric Nomdedéu ha destacado que se trata de “un informe pionero en todo el Estado”.”Aportamos el primer documento científico sobre esta realidad y hay otros servicios públicos de salud que están esperando nuestros resultados para empezar a trabajar en ello”, ha explicado.

Para la realización de este informe el personal técnico del Invassat ha contado con la colaboración de las empresas hoteleras, las propias camareras de piso y los representantes sindicales. Por ello, Nomdedéu ha agradecido la colaboración e implicación de todos los agentes implicados, que han ayudado a que este informe “tenga un alto grado de credibilidad y precisión para conocer la situación real”.

Por su parte, Francesc Colomer ha destacado “el gran trabajo realizado por el Invassat para diagnosticar a través de este estudio una realidad del punto más débil de la cadena en el sector de la industria turística, las camareras de piso”.

Para Colomer, “es una emergencia social afrontar el tema desde una metodología de consenso, implicando a todos los actores que tienen algo que decir, por eso hemos creado esta mesa de empleo donde están los empresarios, sindicatos y administración pública”.

Colomerha señalado que “ahora debemos derivar políticas para afrontar el problema, diseñando una hoja de ruta para que la primera industria de la Comunitat no abandone la responsabilidad social y la mirada ética de un sector que no puede abrigar contradicciones de esta naturaleza.”.

En esta línea, ha reconocido “el papel del sector hotelero que es un sector de vanguardia, innovador y que también en lo social está haciendo la reflexión de avanzar de manera colectiva”, al tiempo que ha recordado que “el sector turístico aporta el 14% del PIB de la Comunitat y está llamado a ofrecer una lección de modales en todos los sentidos”.

Situación actual del sector hotelero valenciano

Del informe se desprende que predomina la contratación de camareras de piso como personal propio del hotel, siendo únicamente un 10% aproximado de los hoteles, los que hacen uso de empresas de servicios o empresas de trabajo temporal de forma exclusiva.

“Efectivamente, se ha constatado que la situación actual es mejorable y que existen una serie de prácticas que llevan a determinadas dolencias y lesiones prematuras, pero también hemos notado una enorme voluntad de mejorar y de hacer las cosas bien de este sector”, ha señalado el secretario autonómico de Empleo, quien ha añadido que este documento será trasladado a los grupos de Les Corts para que puedan analizarlo, evaluarlo y realizar las aportaciones pertinentes “para mejorarlo y poder implementarlo”.

En este sentido, Nomdedéu ha señalado que, pese a las necesarias mejoras, hay que ver la parte positiva: “alrededor del 80-85% de las trabajadoras están contratadas directamente por los hoteles como personal propio, lo que se traduce en un mayor interés de estos centros hoteleros en que su personal tenga una mejores condiciones laborales que si son subcontratadas”.

El equipo técnico del Invassat ha concluido que, prácticamente en la totalidad de las tareas desempeñadas por las camareras de piso, se identifican posturas forzadas como factor de riesgo ergonómico debido a empujes y arrastres en la manipulación de carros de limpieza, carros de ropa limpia y ‘amenities’, transporte de cargas a más de un metro (material de limpieza, ropa de cama, fuerzas aplicadas al escurrir mopas, mochos, movimientos repetitivos en la limpieza de cristales o mamparas y manipulación manual de cargas (cubos de agua, etc.).

En relación al sistema de gestión de la prevención implantado en los hoteles, se observa que, en líneas generales, la mitad de los hoteles no realiza las evaluaciones ergonómicas específicas de cada factor de riesgo según criterios del Invassat-Ergo.

En cuanto a los factores de riesgos psicosociales asociados al puesto de trabajo de camarera de piso cabe destacar que en el 80% de los hoteles visitados existe percepción de falta de autonomía temporal (el ritmo de trabajo te viene impuesto por la tarea, sin posibilidad de gestionar tu tiempo) y en un 57% se percibe insatisfacción con el contenido del trabajo (el trabajo es monótono y repetitivo). De la documentación requerida a los centros de trabajo, únicamente, uno de cada cuatro hoteles visitados disponía de evaluación de factores psicosociales.

Por otra parte, 65% de camareras de piso no manifiesta alteraciones de la salud que puedan estar asociadas a factores de riesgo psicosociales, un 18% de las camareras de piso presentan alteraciones de la salud que pueden estar asociadas a factores de riesgo psicosociales. El 17% restante las camareras de piso estarían en una situación intermedia.

En relación a las molestias percibidas por las camareras de piso, el 66% de las mismas percibe molestias en la zona dorsal-lumbar de la espalda, seguidas por las molestias en hombros, brazos y cuello, que están por encima del 50%. Cerca de la media percibe molestias en antebrazos, muñecas y manos así como en piernas y pies. Finalmente y en menor porcentaje se perciben molestias en las rodillas, caderas, nalgas y muslos. Estas molestias percibidas, aumentan con la edad de la camarera de piso así como con la antigüedad en el puesto.

Por último, el Invassat ha propuesto una serie de buenas prácticas que mejorarían la salud laboral de este colectivo. Así, a nivel técnico propone camas elevables, con ruedas y el cambio en el instrumental de trabajo como palos telescopios, cinturones portaobjetos, escobas aspiradoras en lugar de las convencionales, cubos con sistema de escurridos y retenedores de puertas.

A nivel organizativo, propone optar por un reparto de trabajo por puntos o peso que permita un reparto más equitativo del mismo, además de controlar de forma más efectiva la cantidad de trabajo que se le asigna a cada trabajadora y la utilización de cifras más manejables.

Asimismo, propone un sistema de fregado plano con mopa. De esta manera se elimina el uso de mocho, y por tanto, la torsión de muñeca en el escurrido, así como la manipulación de cubos de agua, que se incorpore el mozo de habitaciones como apoyo a las camareras de piso o la organización del trabajo por parejas.

 Invassat
Previous Congreso de Salud Digital 2018
Next El botón de alerta en caso de agresión a los profesionales sanitarios

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *