Para ayudar precisamente a los especialistas a seguir la evolución de sus pacientes, dos españoles han diseñado una aplicación móvil, HealthApp, que permite a la persona afectada por la enfermedad estar en contacto constante con el médico. Jordi Cusidó y Jordina Arcal son los creadores de esta idea.